Es una iniciativa del Consorcio para la Gestión de los Residuos del Vallés Oriental que aúna la creación de un Hub de entidades y empresas especializadas en bioenergía y movilidad y el impulso del Corredor Mediterráneo del biometano, aprovechando el biogás de las plantas de digestión anaerobia de la fracción orgánica de los residuos municipales. La FFA participa coordinando el proyecto y aportando asistencia técnica.

El Consorcio para la gestión de residuos del Vallès Oriental dispone de una planta de digestión anaerobia por vía húmeda de la fracción orgánica de los residuos municipales procedente de recogida selectiva (FORM). La planta genera biogás para aprovechamiento energético y compost para su aplicación al suelo.
En los próximos años, el Consorcio prevé el desarrollo de las instalaciones para dar respuesta al aumento previsto de generación en los municipios servidos, y convertir el biogás excedente en biometano de uso vehicular y satisfacer la demanda potencial de las empresas de transporte.

La FFA participa coordinando el proyecto y aportando asistencia técnica.

El objetivo final del Consorcio es, por un lado, convertirse en un núcleo de entidades y empresas especializadas en bioenergía y movilidad (hub) fundamentado en la colaboración público-privada. Por otro lado, impulsar la creación del «Corredor mediterráneo del biometano» que mediante la cooperación de diferentes entidades garantice a largo plazo el suministro de biometano en la ruta Europea E-15 en su tramo mediterráneo.

Con ambos proyectos se alinean con las propuestas claves de la UE en materia de energía y clima:

  • Incremento ambicioso del objetivo de uso de energías renovables en el transporte y de la contribución de los biocarburantes avanzados y del biogás hasta 2030.
  • Incorporación del sector de transporte por carretera al mercado regulado de emisiones.
  • Reducción de los impuestos básicos para el biometano en relación con el gas fósil.
  • Promoción del acceso del biometano a las redes de gas y de su comercialización en toda la UE.